22 de julio de 2019 |

El pasado viernes 12 de julio de 2019 tuvo lugar en López Cantal Abogados el evento formativo sobre la nueva obligación de registro de jornada con la intervención de Juan Fernández-Figares, Inspector de Trabajo y Seguridad Social, y Enrique Gallo Palenzuela, socio del Área Laboral de la firma. En él participaron algunos de los directores de recursos humanos, gerentes y personas encargadas de la gestión de esta obligación de algunas de las empresas más representativas de la provincia de Granada y se analizaron las pautas inspectoras fijadas en el Criterio Técnico de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social 101/2019,  publicado en junio de 2019 con ocasión de la entrada en vigor del Real Decreto Ley 8-2019 de 8 de marzo.

El formato del evento permitió hacer un análisis global desde las tres perspectivas fundamentales de esta nueva obligación: la perspectiva sancionadora, a partir de la que se analizaron los riesgos que el incumplimiento de la obligación puede suponer para la empresa; la perspectiva interna, en cuyo ámbito se trataron los problemas que surgen con la implantación de la medida en la empresa; y la perspectiva jurídica; desde la que examinaron las medidas más útiles para la protección de los intereses de los empleadores ante las eventuales reclamaciones de los trabajadores más allá de las posibles actuaciones inspectoras.

Introducción de la jornada a cargo del Inspector de Trabajo y Seguridad Social Juan Fernández-Figares González.

¿Cuáles fueron las 10 cuestiones más interesantes que se trataron en la jornada?

 1. ¿Sanción o requerimiento? ¿Qué ocurre si a 12 de mayo de 2019, fecha de entrada en vigor de esta nueva obligación, aún no tengo implantada una herramienta que me permita realizar el registro de jornada diaria de trabajo?

 Aunque el inicio de procedimientos sancionadores por el incumplimiento de la obligación de registro de jornada se puede producir desde el 12 de mayo de 2019, el Criterio Técnico establece de forma expresa que durante un tiempo prudencial se tendrá una actitud comprensible en caso de que no esté implantado un sistema de registro de jornada. Para ello exige que la empresa pueda acreditar que se encuentra inmersa en procedimientos de negociación con los representantes de los trabajadores y que no se está vulnerando la normativa en materia de tiempo de trabajo. El Criterio Técnico otorga la facultad a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de optar por un requerimiento de subsanación en vez de por la sanción.

 2. ¿Afecta a todos los trabajadores, sectores profesionales y empresas la nueva obligación del artículo 34.9 del Estatuto de los Trabajadores?

La obligación de registro de jornada horaria es de aplicación a la totalidad de los sectores profesionales, a todas las empresas y a todos los trabajadores, incluidos los trabajadores a distancia, comerciales, temporales, etc., con las siguientes excepciones o peculiaridades:

– Relaciones Laborales de Carácter Especial, en cuyo caso habrá de estarse a lo establecido en normativa específica y en el que el personal de alta dirección está expresamente excepcionado del cumplimiento de la obligación.

– Trabajadores con un régimen específico o particular en materia de obligación de registro de jornada, como los trabajadores con contrato a tiempo parcial, para los que ya existe una obligación específica regulada en el artículo 12.4.c) del Estatuto de los Trabajadores.

 – Trabajadores con registros específicos regulados en el Real Decreto 1561/1995, de 21 de septiembre, entre los que se encuentran los trabajadores móviles, de la marina mercante y los que realizan servicios de interoperabilidad transfronteriza en el transporte ferroviario, que están sujetos a su régimen específico.

– Las relaciones o prestaciones de trabajo excluidas del ámbito de aplicación del Estatuto de los Trabajadores, como los socios trabajadores de cooperativas, los trabajadores autónomos, etc., que no están sujetas a la obligaciónde registro horario.

3. ¿Qué ocurre con los trabajadores que no son estrictamente personal de alta dirección pero tienen pactado un régimen de libre disponibilidad del tiempo de trabajo por sus especiales responsabilidades o régimen de confianza?

Con carácter general, la jornada diaria de estos trabajadores debe ser objeto de registro. No obstante, los excesos de jornada que se puedan reflejar como consecuencia de pactos de disponibilidad horaria se entenderán compensados por la mayor retribución pactada por el ejercicio de estas funciones. Para que la cláusula de disponibilidad no pueda ser objeto de discusión y despliegue plenamente sus efectos, es recomendable que se deje expresa constancia de este especial régimen de funcionamiento para aquellos mandos intermedios que reúnan los requisitos necesarios mediante negociación colectiva, acuerdo de empresa y contrato de trabajo.

4. ¿A quién corresponde la obligación de registro en el caso de trabajadores cedidos por una ETT?

En el caso de las empresas de trabajo temporal, la empresa usuaria es la obligada al cumplimiento del deber de registro diario de la jornada establecido en el artículo 34.9 del Estatuto de los Trabajadores.

5. ¿Y en el caso de subcontratación?       

Dado que el control de la actividad permanece en la empresa contratista o subcontratista, verdadera empleadora, ésta será la responsable del cumplimiento la obligación laboral de registro diario de jornada y de su conservación.

6. ¿Qué medios pueden ser utilizados para el cumplimiento de la obligación de registro de la jornada?    

Es válido cualquier sistema, en soporte papel o electrónico, siempre que proporcione información objetiva, fiable, inmodificable y respete los derechos de los trabajadores a la intimidad, en materia de protección de datos y garantía de los derechos digitales. El Criterio Técnico de forma expresa convalida y se refiere al método tradicional de registro manuscrito.

7. ¿Qué significa que los registros deben permanecer a disposición de las personas trabajadoras, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social?

Tiene que ser posible acceder a los registros en cualquier momento en que se soliciten. No obstante, no es preciso que estén los originales en el caso de que se opte por un formato físico y basta con que se disponga de una copia escaneada que posteriormente pueda ser contrastada con el original.

8. ¿Es necesario contar con algún medio concreto de conservación? ¿Durante qué periodo deben conservarse?

Es valido cualquier método que garantice su preservación durante el periodo obligatorio de cuatro años. A diferencia del registro de los contratos a tiempo parcial, el deber de conservación se extiende a los registros diarios y no se prevé su totalización.

9. ¿Hay que entregar copias a los trabajadores o a los representantes legales?      

No es necesario entregacopias, la obligación de accesibilidad se limita a facilitar su consulta en cualquier momento.

No obstante, en el caso de controles electrónicos es recomendable implantar como política de empresa la remisión mensual vía correo electrónico de los registros de jornada y solicitar su revisión al trabajador.

10. ¿Qué se tiene que registrar? ¿Qué ocurre con las pausas?

Se debe recoger el inicio y finalización de la jornada de trabajo diaria y no es necesario exigir expresamente el detalle de las pausas o interrupciones, máxime si estas tienen la consideración de tiempo efectivo de trabajo.

Por el contrario, si las pausas o interrupciones no se consideran tiempo efectivo de trabajo se aconseja especificarlas para evitar el riesgo que de ellas se puede derivar en materia de horas extraordinarias.

Relacionadas


Enrique Gallo Palenzuela, nuevo socio de López Cantal Abogados

Enrique Gallo junto a Rafael López Cantal, fundador de López Cantal Abogados. 26 de abril de 2018 | López Cantal Abogados incorpora como socio a Enrique Gallo Palenzuela, hasta ahora abogado asociado de la firma, quien se responsabiliza del área de Derecho Laboral y...

Share This