25 de julio de 2018 |

La actualización de la renta es una facultad que la Ley de Arrendamientos Urbanos otorga al arrendador de una vivienda siempre y cuando se haya pactado en el contrato. Si no existe un pacto expreso, no se aplicará revisión de rentas a los contratos de arrendamiento.

Hay que tener en cuenta que la actualización de la renta no se produce de forma automática. La renta sólo puede ser revisada en la fecha en que se cumpla cada año de vigencia del contrato; y sólo puede ser exigida al arrendatario a partir del mes siguiente a aquél en que la parte interesada haya realizado la notificación a la otra por escrito. Es conveniente que la notificación se realice de forma que quede constancia a fin de que, en caso de necesidad, pueda acreditarse que se ha efectuado.

Ello significa que, una vez que haya transcurrido cada anualidad del contrato, la revisión de renta sólo puede realizarse para los años del contrato que queden por cumplir, uno a uno y sucesivamente, y a partir de que se notifique al arrendatario de la forma expuesta, lo que aconseja proceder a la notificación tan pronto haya sido posible realizar la actualización de la renta.

Dado que la actualización de la renta no opera de forma automática y depende de la notificación practicada por el arrendador, éste no puede reclamar la actualización de la renta con efectos retroactivos.

Sin embargo, si el arrendador ha dejado pasar alguna anualidad en que podía haber actualizado la renta sin haberlo hecho, puede actualizarla con todos los índices de los años anteriores no actualizados, pero sólo tendrá efecto para el periodo de vigencia posterior.

Las disposiciones de la Ley de Arrendamientos Urbanos sobre arrendamientos de viviendas tienen carácter protector del arrendatario, por lo que cualquier cláusula que haga automática la actualización de la renta o implique la renuncia del arrendatario al régimen de notificación prevista en la Ley puede ser declarada nula y no surtir efecto. En cambio, el arrendador sí puede renunciar a la actualización o las partes pueden pactar expresamente que la renta no esté sujeta a ningún tipo de actualización.

Relacionadas


Diez razones para hacer testamento

24 de abril de 2018 | El testamento es un instrumento rápido de elaborar, barato, que nos permite disponer de todos o parte de nuestros bienes para después de nuestro fallecimiento, pero que también puede contener otras disposiciones que pueden resultar convenientes...

Fashion Law (I): protección de la imagen en las redes sociales

Imagen cedida por @mistaconesderojo 17 de abril de 2018 | El fenómeno de las redes sociales ha producido un gran impacto en la economía y en la sociedad, con su necesaria y consecuente repercusión jurídica. La actividad económica de quienes promocionan productos y...

Share This